En esa hora maldita

En esa hora maldita

viernes, 23 de junio de 2017

Adiós brujas, hola ángeles.

---Que sí, que hace tiempo que no paso por aquí a contarte nada, ya lo sé, pero es que han sido días donde todo va muy rápido, el día a día me absorbe y no sabía muy bien que contarte, pero bueno, ya he vuelto, ya estoy aquí, así que pon atención, que luego pierdes el hilo... no no, calla y escucha: Te cuento que este solsticio de verano no me trae a la cabeza ningún relato mágico como otras veces, que no hay dragones ni hechizos de duendes malos , que la noche más corta del año esta vez no se me hace la más larga, que si el fuego es de su hoguera, si me quema, que mi frío no es tan frío como era. Te cuento que  sigo viendo un montón de brujas, aún sin ser la noche de San Juan, y aún así cuando cada vez que ella sonríe, se me olvidan. Te cuento que hace calor en estos días de verano adelantado y lejos de buscar hielo, busco un chupito del orujito de hierbas de su mirada que en lugar de enfriarme me calienta por dentro de otro modo, que siempre me deja con sed de pedirle otro. Te cuento que me siento mas estúpido que de costumbre, que el mundo se difumina allá a lo lejos, aunque no puedo dejar de pensar que se merece gigantes que vencer y que yo solo tengo molinos, grises y tediosos que ofrecer y aún así, la busco a diario y a veces la encuentro...  y ríe y río...
---Pues menos mal que no sabías que contarme... ---Mi camarero favorito me mira entre divertido y asustado --- Anda hazme un resumen mientras te pongo una copa, que yo no puedo retener todo eso en la cabeza y te noto la boca seca...
---¿Un resumen?--- pienso unos segundos y le digo, guiñándole un ojo --- Pues que al final la magia si existe, y que en la noche de las brujas y los demonios... yo pienso en ángeles.
Mientras acaba de poner hielo en la copa ríe con ganas  ---¿Te lo pongo de Nordés? Para mí es una ginebra celestial... 
---Me parece bien.
---Pues ahí lo tienes, vamos a brindar por la magia del solsticio de verano que haberla, hayla. Adiós brujas, hola ángeles.
---Te burlas de mí--- le digo mientras río ---pero mientras prepares esos gintónics sabes que iré pasando por aquí, mira que te llaman en aquella mesa...
Con una sonrisa me deja y va hacia la parejita que se acaba de sentar ---Buenas noches---  le oigo de cir ---Bienvenidos a la mágica noche de San Juan, no tenemos hoguera ni brujas, ni demonios... pero hoy parece ser una noche de ángeles...
---¡Yo me llamo Ángeles! ¿He ganado algo?--- dice la chica.
De pronto mi camarero favorito se gira hacia mi con cara de haber encajado por fin las piezas del puzzle... ---Que rebuscado eres para contarme las cosas--- me dice ---¡pero al final te pillé!
Ni le contesto mientras sigo bebiendo mi copa pensando en que tal vez debo dejar de contarle las cosas de esta manera o me arriesgo a que cualquier día deje de prepararme gintónics...

No hay comentarios:

Publicar un comentario